Carpe Diem

 María F. Jiménez

El enfoque gestáltico hace hincapié en estar presente en el aquí y ahora. Desde el punto de vista terapéutico, esto contrasta con las terapias analíticas centradas en examinar el pasado. Claudio Naranjo destiló la filosofía gestáltica en unos principios básicos, y el primero es “Vive ahora, es decir, preocúpate del presente más que del pasado o el futuro”.

¿Qué relación tiene esto con el aforismo Carpe Diem?


Carpe Diem es ya parte de la cultura popular: disfruta el momento sin pensar en el futuro. ¿Es que se da por supuesto que el presente siempre es agradable? ¿O es que solo hay que entregarse al presente en ese caso?

En realidad el Carpe Diem de Horacio (65 a.C.- 8 a.C.) no es un lema con reminiscencias de anuncio de Coca-Cola ambientado en una celebración sin fin. Horacio dice que hay que emplearse en el presente para que el futuro no dependa tanto del destino. El futuro surge del presente, y la conciencia de cómo surge el devenir permite participar de manera más activa en ese proceso.



Epicuro, el padre del Epicureismo, hablaba de buscar el placer, sí, pero el placer al que se refería era “para el cuerpo el no sufrir, y para el alma, evitar las perturbaciones”1 tampoco por completo fuera de nuestro alcance”2

El enfoque gestáltico plantea que, estando en el presente, es posible afinar la conciencia para percibir lo que hay, qué necesidades se mueven y qué opciones hay para satisfacerlas según avanza el momento. No poniendo la atención por
delante o por detrás del presente es posible interactuar directamente con lo que hay en lugar de con las propias proyecciones. Cuanto menor es la proyección de lo que uno cree saber, más atención queda disponible para percibir lo menos obvio y abrirse a posibilidades que integren mejor los distintos planos de la persona y a esta en su entorno, de manera que se alcance una mayor armonía. O el placer que describe Epicuro. Esta alineación con lo que es, como el equilibrio, como la respiración, necesita ser renovado momento a momento, volviendo a dirigir la atención a percibir el presente. Así, Carpe Diem se desdobla como lo que es, una orientación profundamente filosófica y existencial.

 

Gracias a Francesca Prince por su asesoramiento y la inspiración de su artículo “La Píldora de Epicuro”, publicado el 5 de Mayo de 2011 en el No5 de Filosofía Hoy.


 

1 Epicure, Letter to Menoeceus.
2 Epicure, Ibid.

Kommentar schreiben

Kommentare: 0